jueves, 2 de septiembre de 2010

nuevas!!



nada más cierto en estos festejos bi-centenarios; una canción horrible y el gasto, que no sostiene ninguna fiesta... salud